La 28 edición de la Barcelona Bridal Fashion Week (BBFW), que aterriza en la capital catalana entre el 23 y el 29 de abril, consolida su apuesta por la internacionalización, y en esta cita de 2018 presentará hasta 25.000 vestidos de 370 marcas participantes, un 68% de las cuales proceden de otros países.

Según ha explicado hoy en la rueda de prensa la directora del evento, Estemaría Laruccia, durante 7 días “se darán cita en Barcelona negocio, tendencias y creatividad” haciendo de la ciudad condal “una capital mundial de la moda nupcial”.

Para Laruccia, uno de los valores más destacables del salón es la “representatividad” de la oferta y la demanda que se exponen en Barcelona respecto a la oferta y la demanda globales, lo que hace de la BBFW un espacio “útil para el sector”.

Destaca como novedad en este año la celebración de los Elle International Bridal Awards 2018, que han escogido la capital catalana como sede para su segunda edición y que se entregarán en una ceremonia presentada por la actriz española Rossy de Palma el 27 de abril en el paraninfo del Edificio Histórico de la Universidad de Barcelona.

Asimismo, la BBFW otorga una importancia especial este año al “talento joven” con el objetivo de “dar luz y empuje” a los creadores que están empezando en el sector o que, tras años de trabajo en su propio taller, quieren ahora dar el salto a la industria.

Los asistentes al evento disfrutarán pues del primer desfile dedicado a estas jóvenes promesas, donde se podrán ver los diseños de Alejandro Resta, Mar Rodríguez, Laura Riera y el italiano Simone Marulli.

Por otro lado, el salón contará este año con la presencia de los estudiantes del máster en moda nupcial del Instituto Europeo de Diseño, que compartirán el resultado de sus talleres basados en la técnica “moulage”, que consiste en colocar telas diversas sobre un maniquí para lograr el efecto de un vestido drapeado.

La BBFW no pretende solo dar a conocer “las nuevas tendencias a nivel de producto, sino también a nivel de modelo de negocio” y, por ello ha impulsado el estudio “La tienda de futuro para los novias Millennials”, donde el profesor del IESE Business School, José Luis Nueno aborda la “necesaria transformación digital” que debe emprender el sector, frente a públicos más jóvenes y nacidos ya en la era digital.

Según el estudio, si bien actualmente solo el 10% de las ventas se llevan a cabo por internet y el 90% de manera física, en un plazo de diez años la proporción cambiará y el porcentaje de ventas por internet alcanzará un 30% del volumen total, mientras las ventas en tienda física bajarán a un 70%.

La BBFW, que organiza la Fira de Barcelona, tendrá como sedes diversos lugares emblemáticos de Barcelona, como el Pabellón Italiano de Montjüic, el recinto modernista de Sant Pau, la Universidad de Barcelona y el Museo Marítimo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here